Plaza de Getafe 1, Madrid

Si tienes algo que decir dilo con cariño. Si estás sirviendo en la iglesia o pretendes servir algún día, no puedes dejarte atrás el amor. Es que además si no es así será raro que te presten atención. Decía Pablo a los corintios, parafraseando: “si tienes dones espectaculares, pero te falta amor, lo que haces no tiene mucho sentido cristiano”. Esto es importante porque un creyente tiene mucho que decir y que hacer siempre. Pero no decimos por decir ni hacemos por hacer. Hemos sido enviados a anunciar buenas noticias de Vida a un mundo que malvive sin esperanza y hemos sido llamados a denunciar las injusticias, pero todo esto desde una comunidad viva donde el amor sea el eje central. No puede desarrollarse de otra forma.

A veces el cansancio, la desgana o la mala actitud puede visitarnos y querer instalarse en nuestro corazón a la hora de servir a los demás. Puede que el pensamiento negativo se apodere de nosotros al hacernos pensar en: “para que decir o hacer algo si no me van a escuchar o nadie lo va a valorar”. También nos pasa a veces que consideramos que ya estamos cansados de decir o hacer siempre las mismas cuestiones. Craso error. Para Pablo era una cuestión de madurez/firmeza en la fe. Él invita a la iglesia a dejar “lo que era de niño” (1 Corintios 13:11) y repasar sus motivaciones.

Sin duda, el amor que hemos recibido del Señor debe ser la “receta médica” que nos ayude a repasar estas actitudes que todos enfrentamos en algún momento. Lo pienso porque sigue siendo necesario comunicar la verdad del Evangelio. Sigue siendo vital que nos sirvamos unos a otros siendo una verdadera necesidad que podamos crecer juntos. Debemos hablar y hablar con cariño, sonriendo a pesar de la mascarilla porque todo se transmite, no sólo lo malo. Yo diría que incluso debemos escribir con amabilidad y amor en estos tiempos en los que nos comunicamos tanto por medio de mensajería instantánea.

No siempre será fácil hablar, escribir o hacer algo con cariño por eso debemos revisar nuestras costumbres. Recordemos que somos receptores del amor eterno de Dios que “es sufrido y benigno”. Si ese amor “todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera y todo lo soporta” (1 Corintios 13:4ss) nosotros también podremos actuar siempre con cariño.

Pastor Rubén Gramaje

Visita nuestro canal de YouTube para seguir nuestros cultos: https://www.youtube.com/user/jbpmadrid

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Verwenden Sie daher nur Gelder, deren Verlust Sie sich auch leisten können. casinos und Dabei wartet auf den Freizeitspieler vorzüglicher Spielspaß mit beachtlichen Preisgeldern obendrauf. vulkan vegas Und auch innerhalb der Spielothek überzeugt das Casino mit einer einfachen Handhabung. nur mit Hingegen ist Kartenpoker das bevorzugte Metier der Taktiker darüber hinaus Strategiespieler. roulette video poker