Plaza de Getafe 1, Madrid

Mas luz y menos miedo

Dejar una luz encendida siempre alivió a los niños cuando sienten miedo. Hay veces en nuestro corazón que tenemos la tormenta del miedo, pero con luz el miedo es menos miedo y la tormenta se siente más lejana. Hoy no somos muy diferentes de esos niños miedosos y por el clima de inestabilidad e inseguridad en que vivimos somos presa fácil del temor. Hemos crecido, pero somos los mismos en cuanto al miedo. Yo por eso me acuerdo de una de las definiciones de Dios más clara que tenemos en la Biblia: “Dios es luz” (1 Juan 1:5) Y saber que Dios es luz aleja mis temores.

De hecho, cuando vemos con la luz de Dios y vivimos en Él sentimos seguridad para dar un paso más y somos advertidos de posibles obstáculos en nuestro camino. En estos días de noviembre, por cierto, con menos horas de luz típico del otoño, recordaba que Dios fue precisamente lo primero que creó para quitar el estado de desorden de la tierra. “Y dijo Dios: sea la luz, y fue la luz” (Génesis 1:3) En ese sentido, saber que Dios es luz pone orden en nuestra vida y llena nuestro vacío.

Hoy vivimos con mucho más miedo e inseguridad seguramente que hace un año. Hay motivos serios para ello, pero en medio de esta situación la Biblia nos recuerda que Dios está con nosotros a nuestro lado para iluminarnos y dejar de temer. El salmo 27:1 dice:

“El Señor es mi luz y mi salvación,

¿de quién podré tener miedo?

El Señor defiende mi vida,

¿a quién habré de temer?”

Si Dios es el que me da luz hoy puedo confiar en que veré mañana. Si Dios es mi salvación realmente puedo tener la convicción de que no hay una razón objetiva para tener miedo. El miedo nos posiciona hacia atrás, pero la confianza en el Señor nos ayuda a avanzar en el camino de la fe. Por tanto, en Dios y en su luz podemos dar pasos incluso en este tiempo. Y lo hacemos porque el Defensor, el Espíritu Santo, está con nosotros para dejar esa luz que tanto necesitamos mantener encendida. En definitiva, es un tiempo para buscar más de Dios y así tener más luz y menos miedo.

Pastor Rubén Gramaje.

Deja una respuesta